Top
Image Alt

Mindfulness

¿Qué es mindfulness?

Mindfulness es poner atención al momento presente, con apertura, curiosidad y sin juicios.
Hay dos partes importantes en mindfulness, la primera es enfocar la atención en una cosa, y ser capaz de regresar la atención cuando la mente se distraiga. La segunda parte se trata de la actitud con la que ponemos atención, se busca ser abierto, sin juzgar y curioso con lo que te estás enfocando.

¿Cuál es el opuesto de mindfulness?

El opuesto de mindfulness es no estar atentos al momento presente. ¿Te ha pasado que comes en tu escritorio sin realmente saborear ni un bocado? ¿O que vas manejando de regreso del trabajo y de repente ya llegaste a tu casa, y no supiste ni qué pasó en el camino? Estos son ejemplos de cuando estamos en “piloto-automático”, donde nos enganchamos en pensamiento y nos desconectamos del cuerpo.

¿Cuál es la diferencia entre mindfulness y meditación?

Se puede decir que la meditación es un entrenamiento mental, que familiariza al practicante con ciertos procesos mentales. Existen muchos tipos de meditación, y mindfulness puede considerarse como uno de ellos. En mindfulness hay dos tipos de práctica: la formal (que es a la que también se le llama meditación mindfulness) y la informal (que se trata de ponerle atención plena a cualquier actividad de nuestra vida diaria).

Los beneficios de
practicar mindfulness

Mindfulness puede ayudarte a:

  • Menos estrés, ansiedad y preocupaciones
  • Más energía
  • Más calma y habilidad para relajarse
  • Regulación de emociones
  • Mejor concentración y productividad
  • Mayor sentido de empatía y conexión
  • Mejor salud y calidad de sueño

La ciencia detrás de mindfulness

Durante los últimos 40 años, ha habido un creciente interés por la investigación de los efectos positivos que la práctica de mindfulness tiene en el cerebro, cuerpo y balance emocional.

Los mecanismos de acción (cómo la práctica de mindfulness afecta nuestra fisiología y psicología) son complejos, pero algunos de los resultados incluyen:

1. Reducción de estrés y de los efectos negativos del estrés en la fisiología del cerebro y el cuerpo.

2. Desarrollo de una mejor conciencia (atención plena) de las sensaciones físicas, pensamientos, emociones y todos los aspectos del propio ambiente interno y externo. Esta conciencia ofrece la oportunidad del “piloto automático” y de las reacciones condicionadas para conscientemente elegir respuestas más sanas y reflexionadas.

3. Impacto positivo en las relaciones con los demás.

4. Reducción de sesgos psicológicos (prejuicios y discriminación hacia los demás)

5mind
7mind (1) copy

5. También se muestran cambios medibles en varias áreas del cerebro, incluyendo mejoras en:

– La corteza prefrontal (Lazar et al., 2005; Holzel et al., 2007): las funciones ejecutivas del cerebro como la regulación de atención, la memoria de trabajo, la regulación afectiva, la impulsividad, entre otras.
– La ínsula (Lazar et al., 2005; Holzel et al., 2007)
– El sistema límbico (Newberg & Iverson, 2003, Holzel et al., 2011)
– El hipocampo (Holzel et al., 2011).

Para más información de las investigaciones más actuales en mindfulness, visita a la
American Mindfulness Research Association, al Center for Mindfulness, (el Centro Médico
de la Universidad de Massachusetts) y al
Center for Healthy Minds.